Energía

|

El sector de energía utiliza la inteligencia geomercadológica para planificar cómo atender mejor el mercado consumidor. Por tratarse de un sector donde se realizan inversiones de gran porte en infraestructura, la evaluación de la relación espacial entre la oferta instalada y el consumo potencial es fundamental para el éxito.